¡Feliz día del Maestro 2018!

Es bien sabido que la labor docente, con el tiempo, ha sido menos valorada en mi país pero no quiero hablar de cosas tristes. Quiero reconocer la labor que realizan todos los días pues no es nada fácil hacer que otra persona aprenda y además se mantenga motivada para seguirlo haciendo.

¡Feliz día del Maestro!

También quiero agradecer a quienes me han felicitado, como saben no soy maestro de profesión pero me he hecho mejor estudiando y aprendiendo de mis compañeros y alumnos.

LO QUE HE APRENDIDO DE SER MAESTRO

Quiero hablarles de cómo es que inicié en esto de la “cátedra” y compartirles lo que he aprendido de la labor docente para que valoren un poco más esta profesión.

Como algunos saben, mis abuelos maternos fueron profesores (muy buenos y exigentes también), mi madre lo es y una hermana también así que supongo que un poco de vocación se lleva en la sangre. La primera vez que impartí clases fue en primaria y les juro que aunque fue difícil mantenerlos quietos fue una actividad bastante divertida.

Mis inicios como profesor
Mis primeros alumnos <3

Lo que aprendí: dar clases en primaria no es nada fácil, terminas agotado de levantar la voz, caminas por todo el salón sin parar todo el día, tienes que sacar las respuestas más ingeniosas a las preguntas más raras pues la curiosidad de los niños es incansable.

Después, en una época de crisis y debo admitir que porque fue lo único que encontré, impartí clases de Computación e Inglés en una escuela técnica; no pagaban muy bien pero me comencé a dar cuenta que tenia habilidades y gusto por la docencia.

Aprendí que como docente tienes que estar en constante capacitación, si quieres ser bueno. Así como los médicos, nunca paras de estudiar.

Mis primeras generaciones
Mis primeras generaciones

Entonces me dí cuenta que quería ser mejor en mi área y opté por una segunda maestría donde cabe mencionar que conocí a docentes-investigadores que, además de felicitación, merecen mi admiración y confieso quiero ser como ellos en muchos aspectos e inspirar a mis alumnos como ellos me inspiran. Aprendí que si es pasión lo que te mueve a educar debes seguir educando.

Mi siguiente experiencia docente fue la primera en bachillerato y Licenciatura, ahí aprendí que los docentes hacen mucho papeleo, ¡Pero mucho! Para cada nivel es papeleo distinto y para cada Universidad también.

Y que desde que hay celulares estamos, los docentes estamos expuestos al paparazzi jajaja!

 

  

Para la siguiente oportunidad que tuve, envié documentos a otra Universidad en la que aprendí que los docentes hacen un examen para entrar a impartir cátedra ¡si, un examen! De habilidades prácticas y teóricas en algunos casos.

Para evaluar la práctica debes preparar una clase muestra en la que evalúan cómo desarrollas un tema y te observan varios docentes. Si eres competente te llaman, sino pues te dan las gracias jeje! Afortunadamente me llamaron y ha sido la Universidad donde más tiempo he estado.

Ahí aprendí que los docentes podemos contribuir con los planes de estudio, me tocó estar en la academia de ofimática y también en los inicios de una incubadora de Pymes. Me dí cuenta que podía hacer más que solo impartir mis materias y me encantó ser parte de ello.

También aprendí que además de docentes terminamos siendo un poco psicólogos y amigos de los alumnos, yo soy algo “seca” y me percaté de la importancia de ser empático con compañeros y alumnos, de colaborar con la sociedad.

Recibí mucha capacitación también, considero que a partir de ahí me puedo definir como “profesor/docente/maestro” y también recibí mucho cariño de estas generaciones e hice muchos buenos amigos maestros.

QEPD un pequeño gran maestro
QEPD un pequeño GRAN maestro

  

Después de eso laboré en varias Universidades y bachilleratos en los que aprendí varias cosas:

  • Los maestros también tenemos malos días pero debemos sonreír y dejar los problemas en un cajón pues siempre somos observados.

 

  • No importa el área, también debemos mantenernos capacitados en todos los aspectos.

  • El papeleo NUNCA se termina, sin importar la institución en donde labores.
  • Los maestros no tenemos un horario fijo, siempre regalamos tiempo extra en beneficio de los estudiantes.

  • Lo más difícil es dar cátedra a niños y adolescentes.
  • Tuve la oportunidad de darle cátedra a personas con asperger e invidentes y son de las que más aprendes.
  • Los docentes debemos trabajar en equipo por el bien de los estudiantes.

  • Es un compromiso muy grande viajar con estudiantes.

La imagen puede contener: 9 personas, personas sonriendo, personas de pie, cielo y exterior

 

  • Los estudiantes siempre te sorprenden, a veces no confías y te demuestran que pueden dar mucho más.

  • El maestro debe ser la mejor versión de si mismo porque es fuente de inspiración.

  • La mejor paga de esta profesión es que a tus alumnos les guste tu clase, se motiven a investigar más y/o que pasados unos años te escriban para agradecer los consejos y enseñanzas.

 

   

        UTCV

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Podría hablar sin parar de todo lo que se aprende como maestro, ya sea en Universidades o capacitación a empresas, siempre se aprende algo de los alumnos y siento que es por eso que sigo aquí.

Unos años me alejé de la docencia por completo porque creí que estaba en otro lado mi camino pero irremediablemente lo que más me satisface es aprender, compartir y que un alumno aprenda.

VALOREMOS LA LABOR DE LOS BUENOS MAESTROS

Docente, no te desanimes si la sociedad no reconoce tu labor, estoy segura que muchos alumnos se acuerdan de ti con cariño y admiración. Sigue haciendo de tu vida un ejemplo de profesionalismo que puedan seguir con orgullo tus alumnos.Independientemente de la Universidad y/o Sistema Educativo los docentes tenemos un compromiso y contribuimos al crecimiento económico del país pues somos fuente de inspiración y formación de profesionistas y/o profesionales.

Alumnos y ex-alumnos muchas gracias por los momentos de aprendizaje que me han brindado, espero seguir siendo fuente de inspiración, sientan la seguridad de hacerme llegar sus críticas constructivas para seguir mejorando todos los días. Ah! y aprovechen hoy para reconocer la labor de sus buenos maestros, créanme que unas palabras sinceras de ustedes son el mejor regalo en este día.

¡Hasta la pronto!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: